La brillante oscuridad de tus ojos. SEMIOSIS PARADOJICA DE LAS IDEOLOGIAS FUNDAMENTAL

La brillante oscuridad de tus ojos
Ficha técnica
Editorial:
VISOR LIBROS S. L.
Año de edición:
EAN:
9788498956801
ISBN:
978-84-9895-680-1
Páginas:
240
Idioma:
CASTELLANO
Disponibilidad:
No disponible

Toda actitud fanática violenta (física o/y psicológica) tiene como referente mediador una interpretación interesada y simplificadora de una ideología que le da cobertura ética y emocional. Esta actitud intransigente a menudo se ve correspondida especularmente por una reacción donde predomina lo visceral sobre lo reflexivo, que no hace sino echar más leña al fuego de la intolerancia, sin percatarse de que  el problema es proteico y la solución exige paciencia para comprender  las causas de fondo y perseverancia para llevar hasta sus últimas consecuencias los remedios aplicados, virtudes que no han de confundirse con la debilidad de pensamiento o la tibieza de ánimo. El autor muestra en La brillante oscuridad de tus ojos, trabajo a la vez de erudición y de ensayo, que no basta para hacer frente al problema con que tras los atentados, pongamos por caso del día 7 de enero de 2015 en París, se agotaran en cuestión de horas las ediciones  del volteriano Tratado sobre la tolerancia (1762). Hay que leer, sí, a Voltaire, pero no podemos quedarnos en eso, es preciso hacer el esfuerzo de actualizar su Tratado, pero también todos los tratados que  sobre la falta-de-tolerancia se han escrito. Hay que llegar al fondo del problema y constatar que es un asunto atávico, y a la vez complejo  donde los haya. Necesitamos desenmascarar a los "actores" y a los "ideólogos", y no menos importante, debemos llegar a las cloacas de las ideologías, donde se cocina toda esa violencia potencial antes de que se sirva en bandeja de muerte y desolación.
 Un método de "regresión ideológica" que tiene por objeto desenmascarar  la "semiosis viciada y paradójica" que se esconde detrás de toda intolerancia doctrinaria en sus diferentes niveles y etapas es lo que nos ofrece Marco A. Gutiérrez para que podamos servirnos de él como de  hilo de Ariadna, si no queremos vernos atrapados en un laberinto sembrado por doquier de engañosos sofismas y de tautologías tramposas.