THE RUNNER MAN

THE RUNNER MAN
Ficha técnica
Editorial:
PIGMALION EDYPRO
Año de edición:
Materia
Deportes
ISBN:
978-84-17043-54-4
Páginas:
193
Disponibilidad:
Inmediata: Entrega en 24/48 horas

18,00 €
Comprar

En el año 70 se celebró por primera vez la Maratón de Nueva York. En la línea de salida de la mítica prueba, 127 locosö, de los que solo 55  lograron acabarla. Desde entonces hasta la actualidad, mucho ha cambiado el mundo en el que habitamos, tanto que lo que se conocía como correr por los parques pasó a denominarse jogging o footing -no sé si fue antes el huevo o la gallina-, y el jogging y el footing, con  el paso del tiempo, pasaron a denominarse running. Vamos, que a cualquier alma a la que hace cuarenta años le hubiesen dicho que correr era lo mismo que hacer running, pensaría que el que se lo decía  se acababa de caer de un árbolMás cerca ya de nuestros días, en el año 2013, 55.266 cuerdosö pudieron saborear la gloria a su llegada a la meta situada n el Central Park de la Gran Manzana.Hoy día, toda ciudad quiere tener su maratón y hacer de ella una fiesta deportiva. Se le perdió totalmente el respeto a una prueba que se debería respetar mucho más de lo que estamos viviendo a diario.Si uno no acaba  la mítica prueba que realiza su ciudad, parece que no es nadie en su parque, en su trabajo o en su mundo virtual.Este relato cuenta las aventuras y desventuras de alguien que pasó de la cordura a la locura.  O quizá sea todo lo contrarioö.Fabián Roncero.Fabián Roncero Domínguez nació en Madrid el 19 de octubre de 1970. Atleta especialista en pruebas de fondo, conocido como el Africano de Canillejas, en su carrera deportiva llegó a conseguir ocho récords de España, cinco de Iberoamérica y tres de Europa en distancias comprendidas entre los 10.000 metros y la maratón, entre 1998 y 2001, muchos de los cuales siguen en vigor.Junto al Equipo Español de Maratón, fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de los Deportes en el año 1997.En la actualidad es entrenador de atletismo y,  en sus ratos libres, escribe, entre otras cosas, poesía.En The Runner  Man reúne su experiencia profesional, su capacidad de comunicación y un gran sentido del humor, en una obra sin duda esclarecedora para el aficionado a correr y, en todo caso, muy entretenida para el que prefiera quedarse leyendo.