DALI, LOS VINOS DE GALA

DALI, LOS VINOS DE GALA
Ficha técnica
Editorial:
TASCHEN
Año de edición:
Materia
Fotografia
ISBN:
978-3-8365-7030-5
Páginas:
296
Disponibilidad:
Disponible en 2 semanas

50,00 €
Comprar

Vinos divinos. La guía epicúrea de Salvador Dalí. Tras la estela (o las pinzas de langosta) del fenómeno superventas de Salvador Dalí Les dîners de Gala, TASCHEN presenta una continuación vitivinícola con el mismo nivel de sensualidad y surrealismo: Los vinos de Gala. Este libro, una perspectiva daliniana sobre los placeres de la uva y un objeto de coleccionista muy codiciado, clasifica los vinos "según las sensaciones que provocan en lo más profundo de nuestro ser". Mediante métricas eclécticas como el método de producción, el peso y el color, este volumen presenta los vinos del mundo en clasificaciones tan innovadoras y dalinianas como "Vinos voluptuosos", "Vinos de lo imposible" y "Vinos de luz". Con gran profusión de imágenes, el libro incluye más de 140 ilustraciones de Dalí. Muchas de ellas son auténticas obras de arte, entre las que se cuentan varios desnudos clásicos, todos ellos recreados con los consiguientes toques provocativos y surrealistas, y El Ángelus de Jean-François Millet, una  de las piezas de referencia de Dalí durante décadas. El artista incluyó también una obra que actualmente está considerada como una de las mejores de su última fase "mística nuclear", El sacramento de la Última Cena (1955), que sitúa la emblemática escena bíblica en un dodecaedro traslúcido ante un paisaje costero catalán. En esa etapa, Dalí era un devoto católico cautivado a un tiempo por la ciencia, la ilusión óptica y la era atómica. La primera parte está dedicada a los "Diez vinos del divino", una breve descripción de diez importantes regiones vinícolas, mientras que en la segunda se presenta su revolucionaria clasificación del vino basada en la experiencia emocional. Se trata de un manifiesto extravagante y fluido en favor del sabor y la sensación, un tratado multisensorial y un documento inmenso de la obra de la última etapa de Dalí, en la que el artista reflexionó sobre sus influencias formativas y perfeccionó su propio legado cultural.